Huela, huela.

Viernes. Los trenes de metro tardan más de lo que uno quisiera… Me paro a mirar la prensa en Moncloa y veo esta revista:
Imagen¿El nuevo sexy? Los que me conocen saben que este tipo de revistas me aburren soberanamente. No me interesa en absoluto como poder combinar un (¿)Blazer(?), o el dulce retiro de Lacroix. Tampoco el secreto de la Paltrow. Está muy bien conservada, pero no me importa lo más mínimo, en serio… Pero, he caído en las sucias trampas del marketing.

La susodicha venía (en un cartón gigantesco) con una agenda 2013 de regalo y una muestra (en botecito) de uno de los perfumes que más que gusta: “el de la manzanita”. Y claro… ¿como me iba a resistir?
Total, que cuando la chica (después de decirle a un proveedor que le visite en otros horarios porque le puede partir la cara) me cobra y me quita el ingente cartón, me doy cuenta de que casi no puedo doblar la revista. Guardo la agenda (y la muestra, que casi se me olvida encima de El Pais), y doy una vuelta rápida a las hojas… ¡Está llena de muestras de perfume!
¡Que contenta!, una revista llena de sobrecitos con monodosis de perfume que JAMÁS COINCIDE CON EL OLOR ORIGINAL DEL PERFUME. 

¿No os ha pasado, que os ha encantado la muestra de un perfume, y que con toda la ilusión del mundo habéis ido a buscarlo a la tienda, lo habéis probado para comprobar que es el perfume correcto, y cuando lo habéis olido habéis pensado que os estais equivocando porque NO TIENE NADA QUE VER la muestra con el perfume real? A mi sí, 3 veces.

Guardé la revista para dársela a mi cuñada, y de paso las muestras para abrirlas con ella y así por lo menos compartirlas. Y a las dos en concreto nos gustó este:

Imagen

Y aprovechando que teníamos que salir, nos acercamos a una perfumería a ver cuánto costaba.
La cuestión es que cuando la olimos…  cualquier parecido con el olor del sobrecito era pura coincidencia.
Mi madre siempre dice aquello de: “La misma colonia en distintas personas tiene diferente olor”, pero en este caso era un papel (de esos que usas 5 o 6 y te los metes en el bolso, y luego el bolso huele a señora mayor en misa) para poner el perfume. Y además las dos coincidimos en que no olía igual.

Lo mismo me ha pasado con otras dos… Y entonces me da por pensar: ¿Realmente ponen una muestra de perfume más concentrada en el sobrecito para que huela estupendamente? ¿O no es más que una conspiración mía en contra del mundo de muestras del sector perfumeril?

Respiremos pues.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s